Balsaje Rio La Vieja

Balsaje Rio La ViejaNo sólo la vegetación y topografía de la región cafetera son atractivos turísticos para los visitantes, las fuentes hídricas también, y es por eso que el balsaje se ha convertido en una de las experiencias preferidas por nativos y viajeros, siendo la más famosa, la que se realiza por el río La Vieja en el departamento del Quindío.

Estos recorridos se inician alrededor de las 9 de la mañana, cuando los visitantes son recibidos en un sitio preestablecido con un delicioso café, para luego ser transportados hasta el lugar de abordaje en el tradicional Jeep Willys, un pintoresco y atractivo medio de transporte, que a pesar de haber nacido en Estados Unidos y con motivos bélicos, encontró su lugar en medio de las montañas cafeteras reemplazando las recuas y convirtiéndose en parte de la idiosincrasia de la región.

En otras ocasiones se utilizan las denominadas “Chivas”, que son buses coloridos en los que las personas transportaban toda clase de productos, incluidos animales, y que ahora se usan para realizar recorridos turísticos amenizados por una banda llamada “papallera”.

Una vez se llega al lugar de abordaje, los visitantes inician el recorrido subiendo en balsas de guadua de 6 metros de longitud en promedio, las cuales se amarran con lazos de fique. La capacidad de estas balsas es de 15 personas aproximadamente. Se construyen de esta manera porque así lo hacían los indígenas de la zona.

Estas embarcaciones son guiadas por los denominados “bogas”, que son nativos de la región que nacieron y crecieron en el río, lo que los hace idóneos para maniobrarlas y de paso dar a conocer las maravillas naturales que caracterizan estos afluentes y sus alrededores.

Durante el viaje se puede disfrutar de las extraordinarias cascadas que se encuentran a lo largo del río, de los impresionantes “rápidos”, que liberaran adrenalina en viajeros y tripulantes. De otro lado, los bosques que enmarcan el recorrido del río, así como la flora y fauna nativa que los habita, algunas de estas especies en vía de extinción, dejarán sorprendidos a quienes se atreven a vivir esta experiencia.

En medio del trayecto se disfrutara del almuerzo, un fiambre típico envuelto en hojas de plátano como es tradicional en los habitantes del campo, que salen en las mañanas a cumplir con su jornal y sólo regresan a sus hogares en las horas de la tarde. De igual forma, el recorrido terminará bajo el hermoso y enigmático atardecer que caracteriza a esta región cafetera y alrededor de una exquisita taza del mejor café del mundo, el café colombiano.

Esta es otra manera de disfrutar del primer destino rural de Colombia, utilizando medios típicos y tradicionales de la región, como el Willys y las balsas para realizar maravillosos recorridos impregnados del verde de los paisajes, y del olor fresco y tranquilo de la naturaleza.

Dejar un comentario

Nombre (requerido)
Email (requerido)
Comentario (requerido)

Usted puede usar etiquetas HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>